viernes, 20 de marzo de 2009

MOVIMIENTOS SÍSMICOS


Debido a las presiones que recibe la corteza terrestre desde las capas internas de la Tierra, diversos tipos de movimientos hicieron que la superficie terrestre vaya cambiando su forma a lo largo del tiempo y hasta hoy en día se siguen sintiendo los efectos de las mismas:


Movimientos orogénicos: Son movimientos abruptos que originaron las montañas.
Movimientos epirogénicos: Son movimientos lentos de la corteza terrestre.
Movimientos sísmicos: Son movimientos bruscos y cortos de la corteza terrestre.
Erupciones volcánicas: Son las salidas bruscas de rocas en estado de fusión del interior de la Tierra.


Agentes Internos


Movimientos orogénicos
La formación de las montañas se produjo por acción de los movimientos orogénicos que son aquellos movimientos relativamente rápidos de la corteza terrestre según dos direcciones:


Horizontal o por plegamiento: Durante millones de años se depositaron sedimentos en fosas marinas estrechas y alargadas llamadas geosinclinales. Cuando sobre ellas actuaron fuerzas horizontales intentando cerrar las fosas, estos sedimentos fueron plegándose formando de este modo las montañas. Las elevaciones reciben el nombre de antisinclinales y las depresiones se llaman sinclinales.
 Vertical o por fractura: Cuando masas gaseosas internas de la Tierra fueron comprimidas, empujaron verticalmente hacia arriba parte de una capa continental. Al mismo tiempo otra parte de esa capa descendió por acción de su peso al reducirse la presión de las masas gaseosas que se ubicaban debajo de ella. En la línea intermedia, llamada línea de falla, se produjo una fractura dando lugar a la formación de montañas.

Movimientos epirogénicos
Los movimientos epirogénicos son aquellos movimientos de ascenso y descenso lento de las placas continentales que lentamente producen irregularidades en el terreno. En los de descenso las aguas invaden las superficies continentales y al descender, las aguas se retiran dejando depósitos de sedimentos.

Movimientos sísmicos
Los movimientos sísmicos son movimientos bruscos que se producen debido al acomodamiento de las placas que forman la corteza terrestre. Algunas zonas del planeta que aún no están consolidadas, buscan estabilizarse produciendo estos movimientos vibratorios. Pueden localizarse en los continentes o en el fondo de los océanos, por lo que reciben el nombre de terremoto y maremoto respectivamente.
El foco donde se da origen al movimiento sísmico o hipocentro se ubica entre 10 y 60 metros por debajo de la corteza terrestre. A partir de allí, las ondas sísmicas se propagan en todas direcciones. El lugar de la superficie terrestre que se encuentra justo por encima de él es donde las ondas sísmicas actúan con mayor intensidad y recibe el nombre de epicentro. A medida que se alejan del epicentro, las ondas se hacen menos fuertes.
La duración de los sismos puede ser de algunos segundos hasta unos pocos minutos. Generalmente después de producido el movimiento principal ocurren algunos otros menores llamados remezones.

La intensidad de los sismos se miden con aparatos llamados sismógrafos que registran las vibraciones de la corteza terrestre mediante dos escalas:
Escala de Richter: indica la cantidad de energía liberada en el hipocentro (de 1 a 9).
Escala de Mercalli: indica la intensidad de los daños causados (de 1 a 12).
Las regiones afectadas por movimientos sísmicos coinciden con las zonas plegadas en el período terciario.

Erupciones volcánicas
Los volcanes son grandes chimeneas a través de las cuales el magma del interior del planeta pueden salir a la superficie. La enorme presión que general estos elementos ha logrado crear salidas en las zonas donde la corteza terrestre es más débil, logrando expulsar el material en forma de partículas sólidas, lava y gases a temperaturas superiores a los 1.000º C. Al ponerse en contacto con la atmósfera la lava se enfría formando las llamadas rocas ígneas.
A medida que pasa el tiempo, las erupciones volcánicas se van espaciando y tienden a desaparecer y a ser reemplazados por los siguientes fenómenos posvolcánicos:


Aguas termales: fuentes de agua caliente con minerales disueltos.
Géiseres: salidas intermitentes de agua caliente.
Fumarolas: emanaciones de vapor de agua.
Mofetas: emanaciones de anhídrido carbónico.
Solfataras: emanaciones de azufre gaseoso.
Las regiones afectadas por erupciones volcánicas coinciden con las montañas plegadas en el período.

Escala Richter y Escala Mercalli


Uno de los mayores problemas para la medición de un terremoto es la dificultad inicial para coordinar los registros obtenidos por sismógrafos ubicados en diferentes puntos ("Red Sísmica"), de modo que no es inusual que las informaciones preliminares sean discordantes ya que se basan en informes que registraron diferentes amplitudes de onda. Determinar el área total abarcada por el sismo puede tardar varias horas o días de análisis del movimiento mayor y de sus réplicas. La prontitud del diagnóstico es de importancia capital para echar a andar los mecanismos de ayuda en tales emergencias.
A cada terremoto se le asigna un valor de magnitud (Richter) único, pero la evaluación se realiza, cuando no hay un número suficiente de estaciones, principalmente basada en registros que no fueron realizados forzosamente en el epicentro sino en puntos cercanos. De allí que se asigne distinto valor a cada localidad o ciudad e interpolando las cifras se consigue ubicar el epicentro.
registraron diferentes amplitudes de onda. Determinar el área total abarcada por el sismo puede tardar varias horas o días de análisis del movimiento mayor y de sus réplicas. La prontitud del diagnóstico es de importancia capital para echar a andar los mecanismos de ayuda en tales emergencias.

Una vez coordinados los datos de las distintas estaciones, lo habitual es que no haya una diferencia asignada mayor a 0.2 grados para un mismo punto. Esto puede ser más difícil de efectuar si ocurren varios terremotos cercanos en tiempo o área.
Aunque cada terremoto tiene una magnitud única, su efecto variará grandemente según la distancia, la condición del terreno, los estándares de construcción y otros factores.

Resulta más útil entonces catalogar cada terremoto según su energía intrínseca. Esta clasificación debe ser un número único para cada evento, y este número no debe verse afectado por las consecuencias causadas, que varían mucho de un lugar a otro según mencionamos en el primer párrafo.

Magnitud de Escala Richter
Representa la energía sísmica liberada en cada terremoto y se basa en el registro sismográfico. Es una escala que crece en forma potencial o semilogarítmica, de manera que cada punto de aumento puede significar un aumento de energía diez o más veces mayor. Una magnitud 4 no es el doble de 2, sino que 100 veces mayor.(El Doctor en física de la Universidad de Barcelona, Sr. Josep Vila, nos aporta que entre magnitud 2 y magnitud 4, lo que aumenta 100 veces sería la amplitud de las ondas y no la energía. La energía aumentaría un factor 33 cada grado de magnitud, con lo cual sería 1000 veces cada dos unidades).

Magnitud en Escala Richter

Efectos del terremoto
Menos de 3.5
Generalmente no se siente, pero es registrado
3.5 - 5.4
A menudo se siente, pero sólo causa daños menores
5.5 - 6.0
Ocasiona daños ligeros a edificios
6.1 - 6.9
Puede ocasionar daños severos en áreas muy pobladas.
7.0 - 7.9
Terremoto mayor. Causa graves daños
8 o mayor
Gran terremoto. Destrucción total a comunidades cercanas.


El gran mérito del Dr. Charles F. Richter (del California Institute for Technology, 1935) consiste en asociar la magnitud del Terremoto con la "amplitud" de la onda sísmica, lo que redunda en propagación del movimiento en un área determinada. El análisis de esta onda (llamada "S") en un tiempo de 20 segundos en un registro sismográfico, sirvió como referencia de "calibración" de la escala. Teóricamente en esta escala pueden darse sismos de magnitud negativa, lo que corresponderá a leves movimientos de baja liberación de energía.

Intensidad en Escala de Mercalli (Modificada en 1931 por Harry O. Wood y Frank Neuman) Se expresa en números romanos.

Creada en 1902 por el sismólogo italiano Giusseppe Mercalli, no se basa en los registros sismográficos sino en el efecto o daño producido en las estructuras y en la sensación percibida por la gente. Para establecer la Intensidad se recurre a la revisión de registros históricos, entrevistas a la gente, noticias de los diarios públicos y personales, etc. La Intensidad puede ser diferente en los diferentes sitios reportados para un mismo terremoto (la Magnitud Richter, en cambio, es una sola)y dependerá de:
a)La energía del terremoto,
b)La distancia de la falla donde se produjo el terremoto,
c)La forma como las ondas llegan al sitio en que se registra (oblícua, perpendicular, etc,)
d)Las características geológicas del material subyacente del sitio donde se registra la Intensidad y, lo más importante,
e)Cómo la población sintió o dejó registros del terremoto. Los grados no son equivalentes con la escala de Richter. Se expresa en números romanos y es proporcional, de modo que una Intensidad IV es el doble de II, por ejemplo.

Grado I
Sacudida sentida por muy pocas personas en condiciones especialmente favorables.
Grado II
Sacudida sentida sólo por pocas personas en reposo, especialmente en los pisos altos de los edificios. Los objetos suspendidos pueden oscilar.

Grado III
Sacudida sentida claramente en los interiores, especialmente en los pisos altos de los edificios, muchas personas no lo asocian con un temblor. Los vehículos de motor estacionados pueden moverse ligeramente. Vibración como la originada por el paso de un carro pesado. Duración estimable.
Grado IV
Sacudida sentida durante el día por muchas personas en los interiores, por pocas en el exterior. Por la noche algunas despiertan. Vibración de vajillas, vidrios de ventanas y puertas; los muros crujen. Sensación como de un carro pesado chocando contra un edificio, los vehículos de motor estacionados se balancean claramente.

Grado V
Sacudida sentida casi por todo el mundo; muchos despiertan. Algunas piezas de vajilla, vidrios de ventanas, etcétera, se rompen; pocos casos de agrietamiento de aplanados; caen objetos inestables . Se observan perturbaciones en los árboles, postes y otros objetos altos. Se detienen de relojes de péndulo.

Grado VI
Sacudida sentida por todo mundo; muchas personas atemorizadas huyen hacia afuera. Algunos muebles pesados cambian de sitio; pocos ejemplos de caída de aplanados o daño en chimeneas. Daños ligeros.

Grado VII
Advertido por todos. La gente huye al exterior. Daños sin importancia en edificios de buen diseño y construcción. Daños ligeros en estructuras ordinarias bien construidas; daños considerables en las débiles o mal planeadas; rotura de algunas chimeneas. Estimado por las personas conduciendo vehículos en movimiento.

Grado VIII
Daños ligeros en estructuras de diseño especialmente bueno; considerable en edificios ordinarios con derrumbe parcial; grande en estructuras débilmente construidas. Los muros salen de sus armaduras. Caída de chimeneas, pilas de productos en los almacenes de las fábricas, columnas, monumentos y muros. Los muebles pesados se vuelcan. Arena y lodo proyectados en pequeñas cantidades. Cambio en el nivel del agua de los pozos. Pérdida de control en la personas que guían vehículos motorizados.

Grado IX
Daño considerable en las estructuras de diseño bueno; las armaduras de las estructuras bien planeadas se desploman; grandes daños en los edificios sólidos, con derrumbe parcial. Los edificios salen de sus cimientos. El terreno se agrieta notablemente. Las tuberías subterráneas se rompen.

Grado X
Destrucción de algunas estructuras de madera bien construidas; la mayor parte de las estructuras de mampostería y armaduras se destruyen con todo y cimientos; agrietamiento considerable del terreno. Las vías del ferrocarril se tuercen. Considerables deslizamientos en las márgenes de los ríos y pendientes fuertes. Invasión del agua de los ríos sobre sus márgenes.

Grado XI
Casi ninguna estructura de mampostería queda en pie. Puentes destruidos. Anchas grietas en el terreno. Las tuberías subterráneas quedan fuera de servicio. Hundimientos y derrumbes en terreno suave. Gran torsión de vías férreas.

Grado XII
Destrucción total. Ondas visibles sobre el terreno. Perturbaciones de las cotas de nivel (ríos, lagos y mares). Objetos lanzados en el aire hacia arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada